La boca es una parte nuestro cuerpo realmente delicada que debemos cuidar cómo es debido para mantener un buen estado de salud. Es por esto que es fundamental que los buenos profesionales de la higiene y de la estética dental cuiden al máximo todo su instrumental de trabajo. En este artículo te contamos todo sobre el protocolo de limpieza, desinfección y esterilización en las clínicas dentales.

Protocolo de limpieza, desinfección y esterilización en clínicas dentales

Uno de los principales problemas que pueden surgir en una clínica dental y poner en riesgo la salud de los pacientes y de los trabajadores de estos centros es la contaminación cruzada. Es por esto que resulta fundamental tener unos buenos protocolos de limpieza y de desinfección a nivel general y también específico para eliminar por completo el riesgo de cualquier tipo de infección.

Todos los empleados deben seguir los protocolos de limpieza y aplicarlos también a la esterilización del instrumental y a todas las instalaciones para evitar cualquier problema higiénico en el centro sanitario.

Como vemos en ClinicaOrbident, resulta fundamental diferenciar el instrumental en las clínicas dentales para poder aplicar el protocolo más adecuado a cada tipo de material. Los materiales críticos tienen que esterilizarse todos de forma obligatoria porque tienen un alto riesgo de producir infecciones. Dentro de este grupo de instrumental encontramos por ejemplo todo el material que penetra los tejidos (tanto los duros como los blandos) de cualquier cavidad oral, y también los instrumentos punzantes y quirúrgicos que se utilizan para hacer endodoncias, en cirugía o para las periodoncias, entre diferentes tipos de tratamientos.

Asimismo, el material semicrítico es aquel que aunque no penetra los tejidos sí entra en contacto con cualquier tipo de fluido como la sangre o la saliva. Este tipo de material también es bastante delicado porque puede contaminarse con bacterias y virus con lo que es fundamental esterilizarlo.

Por último encontramos otro tipo de instrumental para centros dentales que tiene un riesgo de contaminación bastante más bajo y que bastará con el uso de desinfectantes para poder limpiarlo. Este tipo de instrumentos también se pueden contaminar porque entran en contacto con las manos de los profesionales o con las del paciente en el tiempo de tratamiento. Por ejemplo hablamos de los rayos X, las lámparas halógenas o el sillón dental.

Desinfectar es un proceso menos agresivo con el que se eliminan los microorganismos patógenos y no patógenos, con lo que se disminuye el riesgo de infección, aunque no se trata de un tipo de tratamiento absoluto.

En cambio la esterilización si elimina de forma absoluta todos los microbios y microorganismos, hasta los más resistentes, como por ejemplo el tétanos, con lo que es el nivel más profundo de control de la contaminación que existe. Este proceso se utiliza siempre para limpiar en los centros dentales el material semicrítico y el material crítico.

Los protocolos de limpieza y de desinfección en las clínicas dentales deben incluir cómo se va a organizar todo el proceso, los métodos utilizados y los productos que se van a usar, así como los materiales que deben limpiarse con cada tipo de técnica, cuánto tiempo durará cada una y la responsabilidad de cada miembro del personal. También deben registrarse todos los procesos de limpieza y es importante que exista uno o varios responsables de esterilización, limpieza y desinfección en las clínicas dentales.

Así, después del uso de los instrumentos en la consulta se debe hacer un prelavado del instrumental enjuagándolo con agua para eliminar los restos orgánicos. Después es fundamental sumergirlo en una cubeta usando detergentes con tensioactivos o detergentes enzimáticos durante al menos dos minutos.

A continuación se debe introducir el instrumental en una cubeta de ultrasonidos a unos cuarenta y cinco grados. Esta cubeta se tiene que ir reemplazando en intervalos constantes, siempre siguiendo las indicaciones de los proveedores en cada caso.

Cuando se realiza todo este proceso de limpieza y esterilización es el momento de enjuagar el instrumental con agua y del posterior secado usando papel. Más tarde se debe colocar el instrumental por grupos y embolsarlo siempre poniéndole una tira de control químico interno en la que se especifique cuando se esterilizó y también su fecha de caducidad.

Valora nuestra guía y comparte nuestras opiniones

No votes yet.
Please wait...
Voting is currently disabled, data maintenance in progress.