Si eres de las personas a las que la limpieza del baño les da dolor de cabeza y hasta pesadillas por las noches, no temas, aquí te vamos a ayudar. Está claro que el baño es una de las partes de la casa que siempre queremos que esté reluciente y además, también es una de las partes de la casa en la que más gérmenes se acumulan, y por ello su limpieza debe ser a conciencia.?

Es cierto que a nadie le gusta limpiar el baño, pero haciéndolo regularmente el esfuerzo se hace mucho más llevadero. Además aquí os vamos a dejar algunos de los mejores trucos para mantener tus superficies, paredes, suelo, ducha y baño a raya.?

Desde el portal ASEALIA nos han ayudado para ofrecerte algunos de los mejores consejos para limpiar el cuarto de baño y poder presumir de baño ante tus invitados, y es que unos azulejos con manchas, un inodoro sucio o una bañera con restos de jabón, no es una imagen muy placentera.

Inodoro

Lo primero que nos recomiendan limpiar es el váter, ya que es la zona que más gérmenes aculuman y además la zona que más usamos, por lo que deberíamos intentar mantenerlo siempre limpio. Para ello vierte algo de lejía en el váter y coloca la escobilla dentro para desinfectarla también. Deja que la lejía se “asiente” durante unos 15 minutos, y con la ayuda de la escobilla frotar para quitar cualquier mancha que pudiera haber. Mucha gente también usa Coca Cola caliente para este paso, parece mentira pero también es muy eficaz, pero este paso está más pensado para quitar las manchas, pero no para desinfectar, por lo que siempre es mejor usar la lejía para este fin. Eso sí, siempre que usemos lejía hay que tener la estancia muy bien ventilada.

Grifo y lavabo

Ya listo el váter, pasamos a los grifo y el lavabo. Para los grifos lo mejor es una mezcla de bicarbonato y vinagre blanco o zumo de limón, quita la cal y abrillanta, además es mucho más barato que los productos específicos que venden en el supermercado y no nos olvidemos, son mucho más respetuosos con el medio ambiente. Para el lavabo, la misma mezcla te vendrá genial, y también para la bañera o plato de ducha y el bidet si tienes. Con una esponja o un trapo aplica el bicarbonato sobre la bañera y eliminarás rápidamente las manchas del agua y suciedad. También puedes dejar el trapo mojado sobre alguna mancha en específico y dejar actuar unos minutos y luego remover. Verdaderamente eficaz. Y con toda esta mezcla, también podemos limpiar el exterior del váter. Lava y enjuaga todas las superficies de la taza del váter, incluyendo toda la base, el asiento, la tapa, las bisagras y el pulsador. Eso sí, para ello usa un trapo específico que no uses para otras superficies, o usar una toalla de papel que después deseches, aunque si lo haces así tirala a la basura después y no al váter.

En las zonas propensas a la formación de manchas verdes y de óxido, puedes aplicar un limpiador diseñado para ello, pero sin utilizar limpiadores abrasivos, como esponjas abrasivas o lana de acero en porcelana porque se comerá rápidamente el acabado.

Ducha

Para la alcachofa de la ducha, si está obstruido por cal, lo mejor es quitarla y meterla en bol o bolsa toda la noche en vinagre, también es muy recomendable con los filtro de los grifos que se puedan extraer. Después de la noche restregar los orificios con un cepillo para eliminar cualquier resto. Y ya lo puedes volver a montar.

Cortinas de baño

No olvides las cortinas de baño, ya que también tienden a acumular moho. Una solución para ello es crear una mezcla de dos tercios de agua y un tercio de lejía mezclado en un spray y mojar las cortina en las zonas que tengan moho, o directamente lavar la cortina al completo con agua caliente con una pequeña cantidad de jabón y lejía.

Azulejos

En cuanto a los azulejos, bastará con mezclar vinagre y agua a partes iguales, meterlo en un spray y rociarlos. Deja actuar unos minutos y simplemente con un paño podrás hacer desaparecer esas manchas de cal o humedad. Para las juntas de los azulejos, que es donde más porquería se acumula, lo mejor es coger un cepillo pequeño y mojarlo en una mezcla de lejía con bicarbonato y cepillar, todas las juntas. Este paso si que es mucho más pesado y que requiere algo más de esfuerzo, pero si el cepillo es un poco más grande, terminarás mucho más rápido.?

Espejo

Para los espejos, lo mejor para limpiar las manchas de salpicaduras es una mezcla de agua, amoníaco y alcohol. Si no quieres usar amoniaco, puedes usar vinagre diluido en agua. Con esta mezcla mojamos el cristal y simplemente frotar con un trapo sin fibras. Con esta misma mezcla, también puedes limpiar la mampara de la ducha y las manchas de cal desaparecerán en segundo, eso sí, es mejor después pasas un trapo seco para sacar brillo.

Como hemos visto no hace falta ni mucho tiempo, ni mucho dinero para mantener nuestro baño limpio y desinfectado como hemos visto en los consejos para limpiar el cuarto de baño que os hemos dado. Todos tendemos a comprar un producto diferente para cada elemento del baño y como hemos visto con lejía, vinagre y bicarbonato podemos limpiar todas las superficies de nuestro baños. Después de todo esto con la ayuda de una escoba barre el polvo que pueda haber en el suelo y a continuación, pasa la fregona con un líquido apto para el suelo. Pasa por todos los rincones la fregona para eliminar todos los restos de suciedad. Y ya estaría terminado el baño.

Valora nuestra guía y comparte nuestras opiniones

No votes yet.
Please wait...
Voting is currently disabled, data maintenance in progress.