Los sofás de calidad necesitan de unos cuidados óptimos para mantenerlos como nuevos y en las mejores condiciones posibles. A continuación te presentamos los mejores consejos y recomendaciones para limpiar las tapicerías del sofá o de los sillones eficazmente y poder disfrutarlos durante mucho tiempo. Sigue los siguientes tips y consejos de los expertos para dejar tus sofás como nuevos y lucir un cuarto de estar o salón tan moderno como el primer día en que estrenaste tu sofá.

Cómo limpiar la tapicería del sofá o de los sillones

Si bien algunos sofás de tapicería te permiten quitarle la funda para poder lavarla a mano o a máquina y realizarles un eficiente mantenimiento en la mayoría de casos tendrás que limpiarlos directamente sobre el sofá o sobre los sillones, también a mano. Esto puede parecer complicado pero siguiendo algunos prácticos consejos expertos conseguirás dejar tus sofás y sillones como nuevos.

Primero que nada tienes que empezar limpiando bien este tipo de muebles usando una aspiradora. A ser posible usa una aspiradora de mano porque será mucho más cómodo para ti el poder llegar a cualquier rincón con este dispositivo práctico. Este paso resulta fundamental para que puedas eliminar los ácaros, el polvo, los pelos, las migas, etc. que se encuentren sobre tu sofá para después poder limpiarlo más profundamente. Si tu sofá es muy grande y te cuesta llegar a algunos rincones utiliza previamente un cepillo hasta que lo dejes todo bien limpio con este repaso previo a la aplicación de otros productos más específicos.

A partir de aquí, como nos explican los expertos en sofás, te recomendamos limpiar el sofá usando amoniaco bien diluido en agua a temperatura templada. Usa un paño, humedécelo bien, si pasarte de humedad y ves frotando la tapicería, siempre de arriba hacia abajo para no dañar tu sofá ni tu sillón. Cuando tu sofá o sillón se encuentre totalmente seco revisa si quedan manchas para pasar al siguiente paso. Si no existen manchas la limpieza ya estará completa hasta el próximo mantenimiento, pero si queda suciedad usa un limpia manchas de calidad para tapicería que podrás encontrar en cualquier tienda de productos de limpieza o bien elabora tu propio limpia tapicerías.

Una buena mezcla es usar percarbonato de sodio disuelto con agua caliente ya que se trata de un quitamanchas natural muy potente que te permitirá eliminar las manchas en unos diez minutos. Después de dejarlo actuar es importante que frotes con un cepillo y que aclares finalmente con agua abundante para conseguir el efecto deseado. Ahora bien, te recomendamos probar antes esta mezcla en una pequeña zona oculta del tejido para estar seguro de que no va a decolorar tu sofá.

Si prefieres usar otro tipo de limpiador para eliminar por ejemplo las manchas de grasa puedes usar zumo de limón con sal, que no dañará ningún tipo de tapicería. Asimismo, el agua oxigenada disuelta con agua para no dañar la tapicería te permitirá eliminar las manchas de sangre y de sudor.

Si tienes un sofá de cuero, una tendencia cada vez más popular en los salones más modernos y actuales, es probable que te cueste mantenerlo impoluto. Para su limpieza y mantenimiento (ya que les suelen aparecer rozaduras de forma bastante sencilla porque se trata de un material muy sensible) te recomendamos limpiar siempre la zona de los arañazos con movimientos circulares sin ejercer mucha presión. A continuación puedes usar un pegamento normal en la zona del rasguño y de los agujeros para unir todas las partes. Es importante que los agujeros queden bien sellados para conservar tu sofá en óptimas condiciones. A continuación deberías limpiar todo el sofá usando un limpiador especial para tapicerías de cuero para poder mantenerlo como nuevo durante mucho más tiempo y además también para conseguir eliminar todos los restos de pegamento o de los trozos rotos del sofá que hayan podido quedar en la superficie del mueble.

Valora nuestra guía y comparte nuestras opiniones

No votes yet.
Please wait...
Voting is currently disabled, data maintenance in progress.